Armas decomisadas y varias clausuras por parte de la Gobernación del Guayas

Entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, Luis Chonillo Breilh, gobernador de la provincia del Guayas presidió varios operativos atendiendo denuncias ciudadanas de lugares donde se viola el toque de queda vigente.
Al norte de Guayaquil, en la ciudadela La Alborada, por ejemplo, personal de la Intendencia de Policía irrumpió un domicilio que era usado como una casa de citas clandestina y donde ya se habían dado varias clausuras por el mismo motivo.
En el interior se encontró a hombres y mujeres consumiendo bebidas alcohólicas; así como una considerable cantidad de preservativos. El personal fue retirado y el sitio nuevamente clausurado.
En el sector de Urdesa se halló otra vivienda con decenas de personas libando y participando de juegos de azar y billar.
“Es lamentable que aún encontremos casos como estos donde se evidencia que hay gente a la que no le importa que la pandemia está vigente y arriesga su vida y la de los demás, no es posible que
tomen tan a la ligera la situación que vivimos”,sostuvo Carlos Amores Gutiérrez, intendente general de Policía del Guayas, al tiempo de disponer la clausura del sitio donde, por cierto, se localizó un arma de fuego que fue decomisada hasta que su dueño justifique la legalidad de su tenencia.
De su lado, el Gobernador indicó que “si bien la mayoría de los guayasenses cumplen con el toque
de queda dispuesto y lo vemos en los 31 puestos de control desplegados y en recorridos diarios, lamentablemente, existen personas que no toman conciencia de la situación que vivimos, por ello hago un llamado a seguir denunciando para nosotros poder actuar”.
Adicionalmente, en La Florida se desalojó a quienes jugaban billar en la madrugada, incautando un cuchillo en el sitio y, finalmente, se desalojó a personas aglomeradas en el sector de Cisne 2, al norte y suroeste del Puerto Principal, respectivamente