Cerca de un centenar de personas retiradas de una fiesta

Con el gobernador Luis Chonillo a la cabeza, comisarios de la intendencia de policía acompañados de personal del municipio de Guayaquil y de la Corporación de Seguridad Ciudadana, suspendieron una fiesta que se desarrollaba en el interior de una vivienda.

Ocurrió la madrugada de este sábado y gracias a denuncias ciudadanas, se conoció que unas cien personas participaban de esta reunión, sin las debidas medidas de bio seguridad, superando el aforo del sitio donde además se consumía licor.

Más de una decena de jabas de cerveza fueron retiradas y el municipio procederá con la sanción correspondiente al propietario de la vivienda.

Minutos antes, un bar clandestino fue puesto al descubierto en el oeste de la ciudad. En el local permanecían varias personas consumiendo licor, producto que no estaban autorizados a vender en ese lugar por lo que se procedió con el trámite respectivo contra los responsables.

“Es importante destacar el trabajo en equipo en beneficio de los ciudadanos, que hacen su parte al denunciar estos lugares. Así las autoridades podemos ejercer un mejor control y evitar las aglomeraciones “ sostuvo el gobernador Luis Chonillo una vez finalizado el operativo.