Personal de Gobernación supervisa el proceso de vacunación en Guayas

Con el objetivo de velar y garantizar que se cumpla con normalidad la programación del Plan de Vacunación, personal de la Gobernación del Guayas se encuentra desplegado en los distintos puntos habilitados para el efecto.
Actualmente, son siete las localidades establecidas para la población de la Zona 8, que abarca los cantones Durán, Samborondón y Guayaquil, incluyendo los dispuestos por el cabildo porteño, estos son: el Instituto Superior Universitario Bolivariano de Tecnología (ITB), la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca), Hospital Alfredo G. Paulson, Universidad Ecotec, Universidad Politécnica del Litoral (Espol), Universidad Politécnica Salesiana y la Unidad Educativa Espíritu Santo (UEES).
En cada centro de inoculación, participa de manera coordinada el contingente humano capacitado del Ministerio de Salud Pública (MSP), Fuerzas Armadas, Policía Nacional, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) y la empresa privada, como es el caso de las instituciones educativas
que, además, están brindando su espacio.
Rebeca Torres, delegada de la Gobernación, mencionó que su presencia es para observar el accionar de todos los representantes de las diversas instituciones que se unen a la logística de este proceso para ir mejorando cada día.
“Por delegación del señor gobernador, Luis Chonillo Breilh, estamos aquí presentes desde el martes
de esta semana, donde hemos podido observar la inoculación de adultos mayores… es un proceso
que se ha llevado con total normalidad”, aseguró. Torres pidió a la ciudadanía que respeten el horario en el que ha sido asignada su cita ya que esto les
permite operar con completo orden.
“Estoy muy agradecida por mi mamá, una persona de 87 años, pensé que iba a ser algo más difícil,
pero no, todo lo han hecho extremadamente fácil y muy bien”, comentó con emoción Silvia
Montenegro, hija de beneficiaria con problemas cardiacos e hipertensión.
Desde hoy, también fueron llamados docentes, de diferentes niveles educativos, para recibir su primera dosis de la vacuna contra el Covid-19. Además, pudieron acudir sin cita los mayores de 90
años de edad.
Para el docente Máximo Moreno esta resultó una experiencia agradable que le da más confianza y sentirse preparado para cuando se regresen a las clases presenciales.