Se realizó homenaje a los trabajadores caídos del 15 de Noviembre de 1922

En el teatro Fedenador se reunieron varias organizaciones y comités de trabajadores de distintos sectores para recordar los 94 años del asesinato de cientos de obreros que lucharon por las reivindicaciones sociales y cuyos cuerpos fueron lanzados al río Guayas adheridos a una cruz tal como lo narra la novela «Cruces sobre el agua» de Joaquín Gallegos Lara.

En el evento que se rindió homenaje a estos honorables trabajadores que pelearon por mejoras salariales y el reconocimiento de ocho horas laborables, participó el ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, el Jefe Político de Guayaquil, Juan Salazar, dirigentes del CUT, entre otras autoridades.

Berrezueta instauró la presea «Miguel Márquez Vázquez» para que sea entregada anualmente a un ciudadano por sus méritos en beneficio de la sociedad. La 1era fue otorgada a Fausto Cayambe en un homenaje post mortem por su gran labor por el sector.

Adicionalmente, se presentó la Orquesta Sinfónica de los Trabajadores «Eloy Alfaro» quienes presentaron e interpretaron por primera vez el Himno de los Trabajadores del Ecuador