La Intendencia General de Policía del Guayas informa que la suspensión del concierto denominado UrbanLand se debió a la falta de diligencia y previsión de los organizadores del evento.
Entre las observaciones más significativas, se puede establecer que no presentaron la solicitud para el show dentro del término legal, que es dentro de los 30 días antes de su realización, tal como lo establece el Reglamento.
Además de no poseer la certificación que avalaba que la empresa de seguridad contratada era apta, misma que debía emitir la COSP (Control de Organizaciones de Seguridad Privada).
A esto se suma también que los contratos exhibidos como justificativos de la contratación de artistas, no reunían las características legales pertinentes para el efecto solicitado.
Todos los requisitos y procedimientos se encuentran establecidos en los artículos 29, 30 y 31 del Reglamento de Intervención de Intendentes y Comisarios de Policía Nacional.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *