Duro Golpe a las Invasiones

«No vamos a dar tregua a la delincuencia.», fue la frase que resaltó el gobernador de la provincia del Guayas, Pedro Pablo Duart, durante la rueda de prensa donde se dio a conocer el desalojo de asentamientos irregulares en la parroquia Posorja.

Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), entre otras, fueron las instituciones involucradas en el operativo, donde 1.000 covachas fueron destruidas.

Alrededor de 616 servidores policiales participaron la madrugada de este viernes en el OPERATIVO POSORJA, acción propuesta por la primera autoridad de la provincia, Pedro Pablo Duart, en la parroquia Posorja.

«Hace un mes asumimos la Gobernación del Guayas, con la firme convicción de combatir la delincuencia. No vamos a permitir que se sigan traficando tierras, engañando a la gente y jugando con sus sueños e ilusiones», detalló Duart.

De esta forma, en perfecto orden y con planificación se inició con el desalojo, donde se movilizó un despliegue de efectivos policiales y personal de la Secretaría de Asentamientos Humanos e Irregulares, para que el operativo sea eficiente. En reuniones pasadas junto a la ministra de Gobierno, María Paula Romo se tomó la decisión de no tolerar más a los traficantes de tierra.

«Se realizaron dos socializaciones en el sitio del desalojo, pero los habitantes no hicieron caso. Hemos actuado en base a derecho.», expresó Evelyn Montalván, secretaria técnica de Asentamientos Humanos e Irregulares.

Este es el segundo desalojo ejecutado en menos de un mes; el primero fue en el cantón Yaguachi, donde también arrojó excelentes resultados. En Posorja 150 miembros de las Fuerzas Armadas se encargaron del control de armas durante la expulsión; asimismo, la Intendencia de Policía a través de sus Comisarías dio el respaldo respectivo para la acción.

Es así, como desde la Gobernación del Guayas se mantiene firme el compromiso del Gobierno Nacional y del presidente de la República, Lenín Moreno, en seguir velando por los derechos de los ciudadanos, y no permitir que traficantes de tierras jueguen con sus sueños e ilusiones de tener una casa propia.

#TodosContraLaDelincuencia


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *