Guayaquil celebró con orgullo los 10 RC, una década de transformación de la Patria Grande

«Hace diez años éramos un puñado de soñadores, hoy somos millones, un pueblo entero que ha tomado el control de su destino», inició en su discurso el presidente de la República, Rafael Correa Delgado, durante la celebración de los 10 años de la Revolución Ciudadana, una fiesta que congregó a miles de ciudadanos agradecidos con el cambio que este proyecto trajo al Ecuador.

El primer mandatario ante un público lleno de alegría y fervor cívico destacó cómo en ésta Década Ganada los trabajadores duplicaron sus salarios, los empresarios triplicaron sus ganancias, los campos y ciudades mejoraron visiblemente.

Así mismo, la autoridad se refirió a los impuestos «la realidad es que son menores que el promedio de América Latina, que a su vez es la región con más bajos impuestos del mundo, por lo tanto el continente con menor distribución de riqueza. Aquí en Guayaquil vemos sobre el Salado las casas sobre al agua, la Isla Mocolí para los ricos, la Isla Trinitaria para los pobres».

Del mismo modo, Correa expresó que el gasto corriente está por debajo del promedio regional pero la inversión pública es tres veces mayor, «hemos invertido 85 mil millones de dólares en todos los sectores: educación, defensa, ayuda a migrantes».

Además, el Jefe de Estado se refirió a las labores ejercidas por sus vicepresidentes, «gracias a Jorge Glas están puestas las condiciones habilitantes para la industrialización del país, la mejora de productividad agrícola y diversificación de la Matriz Productiva y gracias al liderazgo de Lenín Moreno somos ejemplo a nivel mundial en asistencia digna a personas con discapacidad».

El presidente de la República explicó que pese a la caída de las exportaciones en casi un 40 por ciento, a las depreciaciones de nuestros países vecinos, a los fenómenos naturales como la activación del volcán Cotopaxi, un invierno extremadamente fuerte y el terremoto del 16 de abril, en el 2016 se inauguró en promedio una obra diaria e informó que la próxima semana se entregará el nuevo hospital del Guasmo Sur.

«Dejamos un crecimiento de 1.4 por ciento, dejaremos al próximo gobierno una economía de crecimiento y estabilidad. Somos como la humilde arcilla que con el calor se vuelve más fuerte», sostuvo la autoridad.

Adicionalmente, el primer Mandatario destacó que lo que está en juego en febrero 2017 son dos visiones de sociedad, dos visiones de desarrollo, dos visiones de Estado, dos visiones de paz, de libertad.

«Para la oposición la paz es ausencia de guerra, para nosotros es presencia de justicia, de dignidad e igualdad, de pan, de derechos para todas y todos. Para ellos la libertad es la no intervención, que el pez grande pueda devorar al pequeño, para nosotros la verdadera libertad es la no dominación,  la verdadera libertad es el trabajador al que se le respeta sus derechos, las amas de casa con acceso a seguridad social, libertad es acceso a educación, a la salud como derecho no como mercancía», sentenció.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *