Iniciaron las pruebas de carga y despacho de combustibles en terminal La Troncal

Con el fin de incrementar la red de poliductos para transporte de hidrocarburos como gasolina, diésel y gas licuado de petróleo (GLP), se inició la fase de pruebas para carga y despacho de combustibles en la estación La Troncal del primer tramo del Poliducto Pascuales-Cuenca.

Entre los beneficios que presenta la obra está el abastecimiento de combustible para el sur del país, la reducción de los riesgos de su transporte por tanqueros, junto a la disminución de las emisiones de CO2 hasta por 2.685 toneladas métricas al año.

?Esto es lo que la oposición llama gasto público. Antes éramos el Ecuador de los apagones, ahora somos el Ecuador de las hidroeléctricas, de las carreteras, de las megaconstrucciones?, señaló el vicepresidente de la República, Jorge Glas.

El ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, sostuvo que la obra está un 97% realizada y que constituye un nuevo hito en la historia energética del país.

La megaobra, que cuenta con una inversión de USD 546,4 millones, permitirá llevar el combustible a las provincias de Azuay, Cañar, Loja, el Oro, Morona Santiago y Zamora Chinchipe. «El Poliducto Pascuales Cuenca forma parte de un modelo hidrocarburífico nacional», señaló Glas.

El segundo mandatario destacó que la megaconstrucción beneficiará a 2,6 millones de ecuatorianos y ahorrará al país 25 millones de dólares por año.

La primera fase del Poliducto Pascuales-Cuenca comprende 103 kilómetros a través de los cuales puede realizar un bombeo de 43972 barriles de diésel. La realización de la obra generó más de 3700 plazas de empleo. El 70% de los trabajadores pertenecieron a la zona.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *