Más de 200 niños de sectores vulnerables de Guayaquil disfrutaron del circo

La sonrisa de un niño es el mejor regalo de amor y el reflejo de la felicidad, bondad y de inocencia y para lograr una alegría en los niños, la Gobernación del Guayas coordinó la visita de más de 200 pequeños, de varios sectores de Guayaquil, al circo.

Los infantes beneficiados con esta función circense pertenecen a sectores de Socio Vivienda, Monte Sinaí, Pascuales y Cristo del Consuelo, quienes juntos a varios padres de familia disfrutaron de este espectáculo.

Carlos Macías, funcionario de la Gobernación del Guayas dijo que se gestionó esta actividad para ayudar a niños de bajos recursos, se diviertan y disfruten de este tipo de esparcimiento sano.

Cuando un niño se divierte, se siente bien y se sabe querido ilumina al resto de la humanidad guiñándole un ojo a la esperanza, un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivos a estar siempre ocupado en algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea.

Justin Mejía de socio Vivienda mencionó: me gustaron los personajes del circo, muy bonito todo, gracias por la invitación y divertirme tanto.

El Gobierno Nacional siempre priorizando y preocupado por la niñez de nuestro país.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *