Papa Francisco visitó la ciudad de Guayaquil

Con un mensaje de amor hacia la familia, el Papa Francisco cumplió su agenda de actividades en Guayaquil.

Luego de la bienvenida por parte de las autoridades, el Papa Francisco se dirigió al Santuario del Señor de la Divina Misericordia en donde, después de rezar brevemente, dijo «para cada uno de ustedes: mucha misericordia, que Dios los cuide».

Posterior a esto, el Sumo Pontífice se trasladó hacia el parque Samanes, lugar donde lo esperaban 800 mil personas para la misa campal. Lo fieles católicos estuvieron divididos en 32 bloques de la explanada de Samanes.

El tema central del evangelio fue la familia, pues, en palabras del Papa, es la primera escuela, el primer hospital, la gran riqueza social que otras instituciones no pueden sustituir. «El mejor de los vinos es la esperanza que está por venir a las personas que se arriesgan al amor», anunció el Papa Francisco.

Posteriormente a la misa campal, el Sumo Pontífice se trasladó hasta el colegio Javier, donde mantuvo un almuerzo con la Comunidad Jesuita de Guayaquil y pudo visitar al padre Paquito. Acto seguido, recorrió en el papa móvil el camino hasta el aeropuerto donde el avión lo llevó hasta la ciudad de Quito para culminar su ardua jornada.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *